CARDENAL VAN THUAN

“TENGO MIEDO DE PERDER UN SEGUNDO
VIVIENDO SIN SENTIDO.”
(Cardenal Van Thuan)



Esperar el momento oportuno puede llevar a perder una oportunidad.


Ya sea que vivimos un acontecimiento que nos haría felices si no fuera por aquellos recuerdos... Ya sea porque pasamos por una situación adversa y dejamos pasar la ocasión  de actuar aquí y ahora...

Vivamos conscientes cada día eligiendo la voluntad de Dios aunque quizá no sea lo que teníamos previsto.

Uno de los testimonios más impresionantes sobre la importancia de vivir el presente con el mayor compromiso y fecundidad es el del cardenal Van Thuan.

Francisco Javier Nguyen Van Thuan  nació en Vietnam. Pocos meses después de ser nombrado arzobispo por Pablo VI, con la llegada del régimen comunista, fue encarcelado desde 1975 a 1988: trece años, nueve de ellos en régimen de aislamiento en unas condiciones infrahumanas.
Cuenta que cuando le arrestaron en el trayecto a la prisión le venían muchos pensamientos confusos, tristeza, abandono. Pero recordó las palabras que pronunció Mons. John Walsh, misionero en China, cuando fue liberado después de doce años de su cautiverio: “He pasado la mitad de mi vida esperando”.

Pero Monseñor Van Thuan decidió: “Yo no voy a esperar. Voy a vivir el momento presente colmándolo de amor”. Y decidió hacer como San Pablo cuando estuvo en prisión y escribía cartas a las primeras comunidades cristianas. Pudo conseguir un calendario y cada día pasaba por medio de un niño un trozo de papel con las palabras para su pueblo, ya que su principal preocupación era que su pueblo, su rebaño, estaba sin pastor.

Así fue como escribió el libro “Un camino para la esperanza”.  En este libro 
escribió: "Tengo miedo de perder un segundo viviendo sin sentido".

Siguió viviendo el presente  escribiendo en pequeños trozos de calendarios viejos que dieron lugar a más libros. 

Durante este periodo, el gobierno tuvo que ir cambiando los carceleros porque uno a uno se iban haciendo católicos.

PRESO POR CRISTO

“...Yo Francisco, prisionero por Cristo,
en la oscuridad de la noche,
en medio de este océano de ansiedad,
de pesadilla, poco a poco me despierto.

Debo afrontar la realidad, estoy en la cárcel.
Si espero el momento oportuno de hacer
algo verdaderamente grande
¿Cuántas veces en mi vida se me presentarán
ocasiones semejantes?

No, aprovecho las ocasiones
que se me presentan cada día.

...Jesús, no esperaré,
Vivo el momento presente colmándolo de amor.

La línea recta está formada
por miles de puntitos unidos entre sí...

El camino de la esperanza está enlosado
de pequeños pasos de esperanza...

Como Tú, Jesús, que has hecho siempre
lo que agrada a tu Padre.

Cada minuto quiero decirte:
Jesús, te amo, mi vida, es siempre
Una nueva y eterna alianza contigo...”

Oración (reducida)escrita el 16 de agosto de 1975, al día siguiente a su encarcelamiento, incluida en el libro “Cinco panes y dos peces”.


Van Thuan fue deportado, Juan Pablo II lo acogió en Roma y le nombró cardenal.

Por su valiosa experiencia de vida, su buen talante y sentido del humor podemos imaginar lo magníficos que debían ser los ejercicios espirituales llamados “Testigos de Esperanza” que dio en El Vaticano para la curia romana. Juan Pablo II estuvo presente en ellos. 

Falleció el 16 de septiembre de 2000.


En este vídeo podemos ver parte de la emocionante entrevista, realizada pocos meses antes de su muerte, en la que resumió aquellos años vividos en prisión:





14 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Fran,valiosísimo testimonio nos dejas,amiga...
El cardenal Van Thuan me ha emocionado,nos ha dejado un buen ejemplo de vida,no perder ni un segundo...Llenarlo de amor,de perdón y de reconciliación...Es cierto que nos pasamos esperando media vida y no somos conscientes de que cada segundo de vida es fundamental para dar lo mejor de uno mismo...
Mi gratitud y mi abrazo inmenso,compañera.
Feliz fin de semana y vivamos cada segundo llenos de paz y amor.
M.Jesús

Mari-Pi-R dijo...

Precioso escrito, no conocía al cardinal Van Thuan, nos muestra que hay que vivir el presente sin pensar en lo que nos va a venir y esperando que el mañana sera mejor, ser feliz al momento, esto es mi deseo con cariño.

Capuchino de Silos dijo...

Tenía conocimiento de este cardenal pero nunca tuve ocasión de leer nada de él. Me ha impresionado su amor por el Señor, su fortaleza de espíritu, su confianza y entereza.
Precioso testimonio.

Gracias por compartirlo.

Muy feliz fin de semana. Un beso.

CHARO dijo...

Impresionante testimonio de Fe de este cardenal, me ha conmovido mucho.Besotes

Josefa dijo...

Me ha impresionado tanto amor y entrega a vivir una vida de Fe.
Estas son las personas que dejan huella.
Un abrazo de corazón.

fus dijo...

Conocìa su historia y me parece una gran personaje para la historia.

un abrazo

fus

ANGELO ST dijo...

He leído casi todo lo que ha escrito. Conocí su vida gracias a un misionero que me regaló un libro de él y me cautivó desde ese día.

xtobefree dijo...

Buenos días Fran. ¡Magnífica entrada, muy bien documentada, del que será muy pronto beatificado! Un abrazo.

Fran dijo...

En el 2012 se ha publicado un nuevo libro “Vivir las virtudes” que recoge una selección de los pensamientos de su primer libro y que el propio autor, una vez recuperada la libertad, pudo relacionar a los textos a los que se refería intencionadamente de la Biblia y el Concilio Vaticano II, a los que no podía acceder en la cárcel.

Rosario dijo...

Hola Fran: te doy las gracias por tu visita.
Un saludo.

El imparcialista dijo...

Me encanta, cuanto tenemos que aprender, y tiene razón, si esperamos a que llegue el momento, nunca daremos el primer paso, y nos quedaremos atascados en la vida.
Te recomiendo leer 2 entradas del capítulo 2 que he puesto en mi blog http://elimparcialismoyotrascosasaparte.blogspot.com.es/, hablan sobre la fe, la lealtad y la esperanza.
Un saludo!!

Marian dijo...

Conozco su vida y es increíble su forma de amar.Como celebraba la Eucaristía...El Cardenal Van Thuan
todo un testigo de Cristo.
¡Gracias Fran! Un abrazo fuerte.
Dios te bendiga.

PEPE LASALA dijo...

Me ha encantado lo que hoy nos cuentas, me ha encantado lo que nos transmites, lo que nos ofreces y cómo evangelizas. Sencillamente gracias. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

Sacramento Rosales dijo...

Gracias por compartir el testimonio de este Cardenal, después de todo es lo que antes hace reaccionar el yo dormido. ver como actúan y que hacen los demás frente al instante
Un abrazo.