DAR

Hay una crisis más grande que la económica, es la escasez de personas dispuestas a servir, a amar a sus hermanos. Si buscamos en las cosas y las personas colmar nuestro vacío siempre quedará un resquicio que no podemos llenar. Solo darnos nos satisface. Amar no es tanto dar algo como darse. Paradójicamente el que se busca se pierde y el que se da se encuentra. DAR

MY SWEET LORD



video


Hoy hay música, por favor pinchad en el video para que podamos disfrutar esta maravilla: "My Sweet Lord" en el Concierto por George Harrison al año de su muerte.


Una versión fabulosa:


Eric Clapton y el hijo de George Harrison en las guitarras;


Paul McCartney al piano Ringo Star en una bateria y


Phill Collins en la otra;


Tom Petty en la guitarra electrica;


y, para completar, la voz maravillosa de Billy Preston.







Así celebro que que Militos me otorga un premio porque piensa que resisto en el compromiso

por crear un mundo mejor


y que Európides piensa

que acerco desde una una visión diferente

a entender la vida.


Si, en ese sentido, algo consigo comunicar desde mi sencillo blog para que estos dos amigos piensen así solo hay que debérselo a que intento guiarme por MI SEÑOR, por eso mi canto hoy para MY SWEET LORD.


¡Y PIDO POR FAVOR QUE ALGUIEN ME DIGA COMO ENCAJO LA IMAGEN DE LA CABECERA!

DECIDIR SOÑAR CON LAS ESTRELLAS

He recuperado la homilía de nuestra boda grabada en una cinta casete que tenía guardada no me acordaba dónde. Celebró la misa A. Hortelano en una pequeña capilla de San Antonio. Era un buen comunicador, natural y directo y lo mismo citaba a un gran pensador que a Mafalda. He decidido compartirla con vosotros como hizo Angel en su blog Siete en familia.
Aquí está:






Había una vez un viejecito al que dijeron: Si tuvieras cinco minutos para ver ¿Qué momento escogerías?
Y contestó enseguida: Las tres de la mañana.
¡Peroo bárbaro!! ¡Estás ciego! ¿Cómo vas a escoger esos cinco minutos en plena noche cuando no se ve nada?
Ah sí, dijo, pero de noche se ven las estrellas.


El problema hoy día es que los hombres no miran al cielo, no sueñan con estrellas, viven día tras día, hora tras hora, minuto a minuto, trabajan como locos, están dispersos, no se meten dentro de sí mismos, ¡no tienen tiempo para saborear el amor!

Casarse es decidir soñar con las estrellas y eso es lo que vosotros estáis viviendo en este momento: Es de noche... Y en vuestro corazón hay... estrellas.


Y ¿Qué es tener estrellas? ¿Qué es amar?


Amar es creer que las utopías son posibles.

Amar es apostar por el otro pase lo que pase.

Amar es decidirse a envejecer juntos.

Amar es empezar por lo fácil para llegar después a lo grande y terminar con lo imposible.

Amar es rezar junto aquel a quien amas.

Amar es hacer un esfuerzo constante para conocer al otro como es, distinto de ti.

Amar es tener siempre la antena puesta para escuchar al otro.

Amar es abrir las puertas de uno mismo de par en par a aquel a quien quieres.

Amar es reconocer al otro un espacio de libertad interior donde pueda respirar a su gusto.

Amar es sorprender todos los días al otro con una creatividad inacabable.

Amar es ser al mismo tiempo fuerte y cariñoso.

Amar es tener piel de elefante para soportar las dificultades propias de cada día.

Amar es saber perdonar al otro setenta veces siete y seguir caminando como si no hubiera pasado nada.

Amar es mirar juntos en la misma dirección, pero dándose cariñosamente la mano.

Amar es soñar juntos en grandes proyectos al servicio de los demás.

Vosotros ¡no podéis escoger el camino fácil!
Es un callejón sin salida.


La gran diferencia en los hombres y mujeres hoy está entre los que quieren ser lo que ¡ya! existe y los que quieren ser lo que todavía no existe porque piensan en el futuro.


Como decía Mafalda: Los idealistas deben darse prisa para ponerse al frente de los sondeos de opinión pública antes de que la dictadura de la estadística te arrastre como si fueras un fardo.

Lo único que salvará el mundo son los hombres y mujeres que piensen que es importante dar la vida por algo o por alguien.


Como decía León Felipe, “tened paciencia y fe, porque hay más estrellas que hombres y hay alas para todos”.


Todavía quedan estrellas para vosotros y todavía podéis volar.



GLORIA BENDITA

El interés que sienten en mi familia por el deporte nos ha salvado de cualquier posibilidad de ver “Los serrano” o “Un paso adelante”, circunstancia que me alegra enormemente. Le estoy muy agradecida a MarcaTV y la retransmisión de partidos.

Yo utilizo la televisión poco más que para ver DVDs. Antes veía más tertulias sobre actualidad pero ya me siento saturada. Precisamente este fin de semana me lamentaba recordando los buenos programas que se emitían antaño de entrevistas a personalidades, intelectuales, artistas o deportistas, en definitiva personas que habían llegado a la fama por su trabajo bien hecho, por sus logros, tenían mucho que aportar y por lo que ser admirados. Yo no acabo de creerme que ese tipo de programas ahora no tuviera audiencia. Parece ser que una mayoría prefiere telebasura. Pero también puede ocurrir que los directores de las cadenas de tv se hayan propuesto convertirnos en superfluos mediocres.

Desde luego no ocurre esto con toda la televisión. De hecho el domingo a última hora hice un zapping y me encontré con Gloria.

Gloria bendita fue escuchar a esta buena samaritana madrileña.
Una buenísima persona que conmovida por la situación de las personas que viven en la calle sin techo, se decidió a hacer algo por ellos, nada menos que tenerlos en su casa y apoyarles en todo para que salieran adelante, encuentren un trabajo y dejen su dependencia al alcohol o las drogas. Actúa como una verdadera madre preocupándose por ellos y lo mismo hace de enfermera porque muchos llegan enfermos con sida, como hace de profesora de apoyo para que consigan el graduado o les lleva al colegio y se presenta en las citas de tutoría porque también ha recogido a niños.
Es muy gratificante conocer estas experiencias, saber que existen entre nosotros estos ángeles. Son un ejemplo de generosidad que inspiran todo lo mejor.










null



El programa era “Un granito de arena” presentado por Bertín Osborne en Intereconomía tv los domingos a las 22h. Lleva ya un tiempo emitiéndose, desde noviembre, y con éxito, pero yo no lo conocía. Tiene el objetivo de concienciar a la sociedad de lo importante que es la ayuda y la colaboración para lograr un mundo mejor, siempre, pero especialmente en estos momentos de más dificultades.