PADRES

En los tiempos que vivimos que tanto se calcula tener un hijo o a lo sumo dos porque hay muchas prioridades y objetivos que alcanzar más importantes y supuestamente más gratificantes que la dedicación que supone un hijo, se ve que no se pone en el otro lado de la balanza, porque se desconoce, la alegría, satisfacción, felicidad, plenitud y no sé cuántas cosas maravillosas podría añadir, que produce el hecho de ser padres.

Por la importancia que tiene se prevé el tiempo más indicado para ser padres con responsabilidad pero no se entiende que se pongan por delante metas que en absoluto se corresponden con la importancia de tener un hijo. Para muchos la etapa más hermosa de la vida es la de ver crecer a sus hijos.

Es tan inmenso el sentimiento que hace a los padres superarse, por encima de dificultades añadidas como que un niño nazca con problemas o deficiencias, encontrando de igual manera gratificación. De hecho, cuando se pone más amor y esfuerzo el resultado es de mayor plenitud y alegría.



He recibido un correo que trata sobre lo que es capaz de hacer un padre y me ha parecido tan interesante y emocionante como para compartirlo con vosotros aquí:

“Esta historia es de un padre Australiano que realizaba año a año el Ironman de Australia, y su mayor ilusión era realizar la prueba al lado de su hijo, el cual - por desgracia -nació con parálisis cerebral. El Australiano nunca vio la situación de su hijo como obstáculo y entrenó muy fuerte - junto con su hijo - por varios años hasta que llego la hora. El australiano de aproximadamente 60 años inscribió a su hijo y a él mismo al Ironman de Australia. Esta es una prueba para gente grande., .... gente con mentalidad ganadora, ejemplar, y con convicciones realmente fuertes, ya que terminar un Ironman es algo fuera de este mundo. La prueba esta compuesta de tres partes comenzando casi siempre al amanecer:
1.- Nadar en el mar, o lago un tramo de 4 kms (con el frío de la mañana).
2.- Salir de nadar y tomar la bicicleta de ruta y recorrer un trayecto de 180kms ininterrumpidos, con subidas y bajadas muy pesadas.
3.- Terminando la ruta de bicicleta, se termina la prueba con un maratón de 42.5 kms, lo cual es una prueba extremadamente agotadora tanto física pero primordialmentemental.

Los campeones del mundo lo hacen en 8 horas 15 minutos aproximadamente. El Australiano -de la historia - lo terminó en un increíble tiempo de casi 17 horas, donde las autopistas, circuitos, etc. son cerrados para el transito de los lugareños durante un tiempo determinado para luego continuar la vida como cualquier otro día, pero en este caso, al ver la prueba y quien la estaba ejecutando, la dejaron cerrada hasta que la terminaran por completo, de tal marea que se hizo de noche. !Lo mas bonito y sorprendente de esta persona - y las que hacen este tipo de eventos - es que son personas más fuertes mental que físicamente. Logró terminarlo con su hijo. Es todo una hazaña y por supuesto es motivador e impresionante. Es un vídeo que impacta, de mucho empuje y que no causa indiferencia.
Espero que lo disfrutéis, porque es un ejemplo de vida, coraje, amor propio, orgullo, superación y amor al deporte. El vídeo se llama 'CAN' (puedo):

http://www.youtube.com/watch?v=8gm7XwtIJdM&mode=related&search

4 comentarios:

lojeda dijo...

Bonita entrada. Vi la historia en TV y me dejó tocada, porque demuestra cuánto amor y sacrificio es capaz un padre de dar por ver a su hijo feliz.
Esto nos enseña, que para traer un hijo al mundo, sólo es necesario el amor y el sacrificio que unos padres estén dispuestos a darle. Lo demás es accesorio, y sólo depende de la situación de los padres.
Creo que para que un niño crezca feliz y equilibrado solo es necesario darle educación y mucho amor.
Acabo de descubrir tu blog y te felicito. Me ha gustado mucho. Pasaré a visitarte con frecuencia.
Un saludo.

Alemamá dijo...

Tiene toda la razón. Mucha cabeza se pone para hacer callar al corazón, y luego, cuando se lamenta, ya es tarde.
Saludos

Fran dijo...

Lojeda, gracias y bienvenida. Me alegro de que hayas pasado por aquí, así he tenido oportunidad de conocer tu blog que tiene tanta profundidad y paz.

Alemamá, precisamente me gusta que tienes corazón y no lo callas.

sallopilig ref dijo...

Pues quizás ese "puedo", lleva detrás un "quiero", lo más vital que pueda tener una persona dentro. Y qué sorpresa me sigue dando que en los blogs, se ve lo que realmente nos importa y nos detiene, a pie de tierra.

Saludos, luzapacible.