MADRE DE LA IGLESIA


En mayo tenemos presente la compañía de Nuestra Madre.  Ella está cerca, sabe lo que nos preocupa, lo que necesitamos, nunca nos desampara.

Qué fácil es quererla.





Nuestra Madre nos librará de peligros con solo rezar el rosario.

Estuve en el encuentro con el padre Francisco Verar cuando visitó Madrid en abril.  Es un sacerdote panameño muy vinculado a Medjugorje e impulsor de su espiritualidad. Tiene un gran carisma y mucha simpatía.

Me impactó su conferencia en la que habló de los mensajes de la Virgen en sus apariciones en Medjugorje. Pero sin duda algo que fue sorprendente fue su relato de cómo la Virgen María le salvó la vida.

En su parroquia en Panamá tiene muchísimo trabajo y no le sobra un minuto de tiempo. Uno de los días en que encontrando el momento  había comenzado a rezar el rosario sintió fuertemente la advertencia de María: estás en peligro cuida y examina tu corazón.

Él se sentía bien y estuvo meditando este mensaje decidiendo al final visitar al especialista ya que en breve tenía que salir de viaje tomando un avión hacia Europa. Con el chequeo le hicieron un electrocardiograma y como diagnóstico le dijeron que se encontraba muy bien. Tuvo que poner como excusa haber sentido un fuerte dolor ya que no se atrevió a decir que la Virgen le había alertado. Le aconsejaron visitar a otro especialista cardiólogo y este le hizo más pruebas entre ellas una ecografía dando también como resultado que su corazón estaba perfectamente. El P. Francisco preocupado insistió y por fin el médico pidió una prueba de contraste para estudiar el flujo vascular del corazón, prueba que no se practica sin encontrar otros síntomas que la aconsejen. Ahí vieron que tenía una arteria obstruida y solo dejaba pasar un hilo de sangre del ancho de un alfiler lo que era extremadamente peligroso. Hubo de ser intervenido a la mañana siguiente para hacerle una angioplastia y colocar dos stent. Pasada la operación el médico le dijo que de haberse ido en avión lo hubieran traído de vuelta muerto.

Esta experiencia nos hace comprender que la Virgen María cuida a sus hijos como una verdadera madre. Cómo no iba a cuidar especialmente al P. Francisco Verar que trabaja continuamente transmitiendo el mensaje de la Virgen: profundizar en la llamada evangélica a la conversión, dar así un nuevo impulso a nuestra vida cristiana y orar para que prevalezca paz divina en los corazones.


¡MADRE!
Llámala fuerte, fuerte.
Te escucha, te ve en peligro quizá
y te brinda, tu Madre Santa María,
con la gracia de su hijo,
el consuelo de su regazo,
la ternura de sus caricias,
y te encontrarás reconfortado para la nueva lucha.

(San Josemaría)

23 comentarios:

Militos dijo...

Un relato milagroso al estilo de María.

me gusta mucho la letanía Madre de la Iglesia que añadió Juan Pablo II, realmente era necesario invocarla así.
Las palabras de San Josemaría han sido mi punto de apoyo muchas veces.
Gracias, querida amiga por este post.
Un beso fuerte.

Capuchino de Silos dijo...

No dejamos de rezarle. Cada día, en casa, el Santo Rosario en familia, aparte del Angelus, las oraciones de la mañana y de la noche y jaculatorias; en la parroquia todos los sábados se le reza una salve y se le canta, y ahora, después de la Santa Misa, en Mayo, se le hace el mes de las flores que es precioso. Hay que estar, siempre, muy unida a Ella y pedirle para que interceda por nosotros.

Muy bonita entrada. Gracias.

Un beso.

elsillóndepapá dijo...

Madre de la Iglesia y madre nuestra, que nos ama, nos cuida, nos protege e intercede por todos nosotros. Felicidades a todas las madres y a todos los hijos de la Virgen Maria... que somos todos. Un abrazo

Fran dijo...

Militos, ese punto 516 me acompaña desde los 14 años porque lo elegí para hacer un mural con un dibujo de La Virgen que me pidieron las monjas en el colegio, en el mes de mayo precisamente. Camino me parece mágico, siempre se abre por el sitio oportuno.
Capuchino, en tu casa reina María ¡qué bendición!

Fran dijo...

Papá de elsillón, felicidades a ti también como hijo. Me gusta mucho el día de la madre, esta mañana he disfrutado un montón.

CHARO dijo...

Una bonita historia la del padre Francisco.Yo recé muchos rosarios en mi adolescencia pero ahora he de confesar que ya no lo rezo y sé que no obro bien, espero que la virgen no me lo tome mucho en cuenta.Besotes

xtobefree dijo...

Buenos días Fran. Esta entrada veo que me prepara calentando motores para visitar Medju a finales de Mayo.Un abrazo.

Fran dijo...

Charo, aunque no sean tantos como entonces, reza por tus preocupaciones y por la humanidad que estamos hechos un desastre.
xtobefree, ¡eso está ya a la vuelta de la esquina! ¡Qué bien! Cuéntanos a tu vuelta.

quedateeenminube dijo...

Uy, qué anécdota! Si es que es nuestra Madre y siempre nos cuida, tenemos que reza más. Gracias por compartir esta experiencia y un abrazo!

PEPE LASALA dijo...

Gracias por esta evangelización Fran. De la mano de maría, el encuentro con Dios es posible cada día. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Josefa dijo...

Hola Fran : Me ha imprecionado la historia del padre Francisco. Aunque no sé porqué pues tengo verdadera fe y devoción a nuestra Satisima Madre. Gracias por tu maravilloso blog. Desde el que haces verdadero apostolado.
Que Dios te vendiga.

Ana dijo...

Muy bello, gracias por compartirlo :-) y gracias por tu comentario en mi blog. Un beso y bendiciones.

El imparcialista dijo...

Un relato sorprendente, es increíble lo que nos puede llegar a suceder

Marian dijo...

Que hermosa entrada fran, nuestra Madre nos quiere mucho, nos mima...
Yo le tengo un amor tan grande...!
Todo lo dejo en sus divinas manos, y me siento tranquila.¡Gracias!
Un abrazo grande.Bendiciones!!!

GOLONSEGUS dijo...

Recuerdo con nostalgia, cuando era más jovencita... jijii , el mes de María, las Flores y la Cruz de Mayo... ahora, ya no rezo tanto como entonces, pero me acuerdo de Ella! y espero que Ella, se acuerde de mí...
Bonita historia, la del padre Francisco.
Me ha gustado la entrada del El camino de la luz, muy bonitas las fotos, me alegro de que lo pasaras bien! ah! tambien me alegro de abrirte el apetito... jijii
Besitosss.

Ana Belén dijo...

Muchas gracias por compartir con nosotros esta historia, Fran. Qué inmensa gracia tener como Madre a la Santísima Virgen. Espero tenerla cada día más presente en mi vida diaria.

Un abrazo

Militos dijo...

Hola Fran, vine a ver si habías publicado de nuevo.
Se acaba el mes de mayo, pero Ella esta siempre con nosotros.
Que María te guarde y te bendiga siempre, querida amiga.
Un beso grande.

Una Julieta de Jesùs dijo...

Gracias Fran♥ ♥ ♥
Bendita seas en cada amanecer en la Dulce compañia de Nuestra Santìsima Virgencita ♥*
Un abrazo de corazòn a corazòn *

Paz y Bien * * *

quedateenminube dijo...

Es muy bonito rezar el Rosario en familia, me gusta tu entrada.
Por favor, cuando puedas, pásate por mi blog, que tienes un regalito...
Un beso y ¡¡¡Feliz fin de semana!

http://quedateenminube.blogspot.com.es/

PEPE LASALA dijo...

Hola de nuevo Fran. Vengo de nuevo a decirte que dejaré descansando el blog por las vacaciones de verano, así que vengo a despedirme de ti. Un fuerte abrazo y hasta Septiembre amiga.

Marian dijo...

Nuestra Madre del Cielo siempre está alentándonos, animando a que amemos
mucho a su Hijo Jesús.Que así sea siempre no solo en Mayo, todos los días de nuestra vida.
Gracias Fran por tu visita.Espero y deseo que todo este bien.
Un abrazo grande. Dios y la Virgen te bendigan.

Marian dijo...

¡MADRE!
Llámala fuerte, fuerte.
Te escucha, te ve en peligro quizá
y te brinda, tu Madre Santa María,
con la gracia de su hijo,
el consuelo de su regazo,
la ternura de sus caricias,
y te encontrarás reconfortado para la nueva lucha.

Solo las almas enamoradas pueden decir tales palabras...Que Dios querida Fran nos enamore cada día más, y las dificultades que estamos viviendo nos sirvan para acercarnos
más a El.Un besazo. No te olvido querida amiga.Dios te siga bendiciendo.Unidas en oración.

Luján Fraix dijo...

Hola querida amiga, gracias por tu huella, por estar siempre... que tengas bonita tarde. Un beso enorme.

Preciosa imagen, muy sentida, muy espiritual. Yo he ido también a colegio de monjas, tengo nombre de virgen, mi madre era muy devota.

Besos

Pd No he leido el libro que menciono, pero me gusta mucho el argumento.