Domingo de la Divina Misericordia


Una devoción especial se comenzó a extender por el mundo entero a partir del diario de una joven monja polaca en 1930. El mensaje no es nada nuevo, pero nos recuerda lo que la Iglesia siempre ha enseñado por medio de las Sagradas Escrituras y la tradición: que Dios es misericordioso, que perdona y que nosotros también debemos ser misericordiosos y debemos perdonar.

Pero en la devoción a la Divina Misericordia este mensaje toma un enfoque poderoso que llama a las personas a un entendimiento más profundo sobre el Amor ilimitado de Dios y la disponibilidad de este Amor a todos.




La hermana Faustina en su diario nos da, además de estas palabras de Nuestro Señor:

Habla al mundo de mi Misericordia (Diario 848)

las palabras de la Madre de Misericordia, la Santísima Virgen María.

"Tú debes hablar al mundo de su gran misericordia y preparar al mundo para su segunda venida. Él vendrá como un Juez Justo. " (Diario 635)

Como en el mensaje de Fátima, la urgencia aquí es la urgencia del Evangelio, creer y confiar en Jesús. El tiempo exacto es del Señor. Sin embargo, es también claro que hemos alcanzado una etapa crítica de los últimos tiempos que comenzaron con el nacimiento de la Iglesia. Por esto el Papa Juan Pablo II nos urgía a "implorar la Misericordia de Dios para la humanidad en estos tiempos de la historia…para suplicar por ella en estos tiempos difíciles y críticos de la historia de la Iglesia y del mundo" (Encíclica Rico en Misericordia 15)

Tomado de:  enlace

16 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Con el rezo se consigue lo que uno pide, es cierto que hay que rezar por la iglesia para que no se pierda y abunden los fieles a ella.
Un feliz fin de semana

CHARO dijo...

ME UNO AL RUEGO DE JUAN PABLO II......REZAREMOS Y REZAREMOS PARA QUE DIOS DERRAME SU MISERICORDIA SOBRE TODOS NOSOTROS.BESOTES

MariCarmen dijo...

Pediremos por la fe, Dios seguirá derramando toda su misericordia en nosotros.

Gracias, bella entrada.

quedateenminube dijo...

Feliz Domingo de la Misericordia! Un abrazo!

Capuchino de Silos dijo...

Le debemos pedir al Señor que su infinita misericordia recaiga sobre su Iglesia y no nos falte nunca.

Un beso y muy feliz semana.

Sacramento Rosales dijo...

Pues sí, sigamos pidiendo que derrame su Divina Misericordia sobre todos, especialmente por los que aún no la han conocido en ningún sentido.
Un abrazo.

Norma dijo...

Amén!, sigo rezando. Cariños.

Marian dijo...

Si es muy importante su Misericordia,
El es, la Misericordia.Muy unidas
Fran, seguimos rezando.
Un abrazo grande.Dios te bendiga.

Marian dijo...

Gracias Fran. El sábado día trece,
hace un año que murió. No lo he olvidado ni un solo día, el está muy cerca de mi.Era una persona fuera de lo común...un santo.
Besos guapa.

Marian dijo...

¡Que alegría tenerte tanto tiempo tan cerca!.¡Gracias!

Marian dijo...

Gracias fran,¡ eres maravillosa!.

MAJECARMU dijo...

Fran,el mundo necesita la misericordia,que es solidaridad,generosidad,empatía y entrega...Todo eso y más es la misericordia,amiga...
Si el hombre fuera consciente de ello,dejaría la lógica fría,indiferente y orgullosa de la mente...Y escucharía su corazón,ahí siempre está Dios,perdonando,alentando y dándonos infinitas oportunidades...
Mi felicitación por tus buenos posts.
Mi gratitud por tu cercanía.Tu comentario es sencillamente bello y profundo,amiga.
Mi abrazo grande y mi cariño.
M.Jesús

josep dijo...

Mucha paz y serenidad se respira en este tu otro blog. Un placer estar en el.
Saludo.

susurros de Dios dijo...

Gracias, por este bello mensaje, he de ser portador de la misericordia de Dios, que el Señor nos conceda revestirnos de ÉL para ser como ÉL, gracias.

Fran dijo...

Marian, por tu imagen de Jesús de la Divina Misericordia me he detenido para conocer mejor tu blog pasando a las páginas de las pestañas y me ha encantado.

PEPE LASALA dijo...

El Señor es compasivo y misericordioso. Que Él te bendiga Fran. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.