ES COSA DE DOS



"Es gran sabiduría emplear el tiempo que tenemos viviendo perfectamente la voluntad de Dios en el momento presente.

Sin embargo, a veces nos invaden pensamientos tan agobiantes – concernientes a lugares, circunstancias o personas a las que no podemos dedicarnos directamente-, que causa un grandísimo esfuerzo manejar el timón de la barca de nuestra vida manteniendo el rumbo hacia lo que Dios quiere de nosotros en el momento presente.

Entonces, para vivir bien, con perfección, es necesaria una voluntad, una decisión, pero sobre todo una confianza en Dios que puede llegar hasta el heroísmo.

Yo no puedo hacer nada en ese caso por una persona querida, en peligro o enferma, por esa circunstancia intrincada... Pues bien, haré lo que Dios quiera de mí en ese momento: estudiar bien, barrer bien, rezar bien, atender bien a mis niños... y Dios se encargará de desenredar esa madeja, de consolar a quien sufre, de resolver esa situación imprevista.

Es un trabajo entre dos, en perfecta comunión, que exige de nosotros una fe grande en el amor de Dios por sus hijos y le da al mismo Dios, por nuestro modo de actuar, de tener confianza en nosotros.

Esta confianza recíproca produce milagros.

Se verá que, donde no hemos llegado nosotros, ha llegado verdaderamente Otro que ha actuado inmensamente mejor que nosotros.

Este acto heroico de confianza se verá premiado; nuestra vida, limitada a un solo campo, adquirirá una dimensión nueva; nos encontraremos en contacto con el infinito que anhelamos, y la fe, al cobrar nuevo vigor, reforzará en nosotros la caridad, el amor.

Nos olvidaremos completamente de lo que significa la soledad. Resultará más evidente, porque lo hemos experimentado, que somos, de verdad, hijos de un Dios Padre que todo lo puede."


Chiara Lubich

14 comentarios:

CHARO dijo...

Buena me la has "liado" porque ahora estoy preguntándome ¿qué es lo que me está pidiendo Dios en la circunstancia que estoy viviendo?....no sé la respuesta porque mi mente me dicta una cosa un día y al día siguiente me dicta otra y con ninguna de las dos únicas respuestas posibles estoy tranquila ¡¡vaya lío!! abrá que rezar para ver si Dios "me echa un cable".Saludos

Capuchino de Silos dijo...

Nuestro "fiat volúntas tua,
sicut in caelo et in terra" lo rezamos cada día en el Padrenuestro y no se nos debe de olvidar si queremos conseguir la Vida Eterna.Es su gran promesa. Que aceptemos cada día, a cada hora su voluntad. Fiat, Fiat.

Gracias y muy feliz sábado de Pascua.

Candela dijo...

Comparto tu mensaje porque no siempre es lo que Dios quiere , depende también de nuestra actitud. Yo creo son situaciones o exámenes de prueba a la Fe . Bajo la incomprensión de estar enfermo , no puedo pensar que Dios me ha castigado ...pero si me puede estar poniendo a prueba mi condición d ehumano y resistencia en la adversidad. Yo acepto y con mucha dificultad mis problemas , los llevo bajo la mirada y la esperanza de que algún día Dios tiene algo mejor para mi , esn esta vida o en la otra pero si doy testimonio que se llevan mejor los problemas pensando en que Dios neos ha puesto a prueba y qeu tenemos que superar de la misma forma que Jesús fue sometido a la prueba de la Fe . Un saludo para ti y todos tus seguidores "

hna. josefina dijo...

Tenés toda la razón.
Hay veces que lo único que queda es poner toda la confianza en Dios. Y después, tratar de hacer todo lo mejor posible.
Nosotros no somos Dios, Él es Dios, y siempre se las va a arreglar para sacar bien aún de nuestras macanas y yerros.
"Todo redunda en bien de los que aman a Dios"
Aunque es muy posible que muchas veces no entendamos nada.
Un abrazo.

El Mirlo dijo...

Hola Fran.- Gracias por tu comentario en mi blog. Sí, estoy de acuerdo en eso de la meditación. Hasta estoy investigando cómo se hace. Debe ser un arte muy difícil, porque ahí nos liamos con nuestra propia mente que nos juega muchas malas pasadas.
A veces me pegunto si no será mejor estar sencillamente ocupado y bien ocupado que ponerse a darle vueltas a nuestra cabeza. Saludos y felicitaciones por tu blog.

MAJECARMU dijo...

Fran,me ha gustado mucho tu reflexión.Cada cual haciendo bien su trabajo y poniendo su mente en ayudar a los demás cuando están lejos,Dios se encarga de darles su mano y hacer el resto.
He oído que Santa Teresita del Niño Jesús,desde su celda hacía una labor misionera extraordinaria...La oración hace milagros:ORA Y LABORA,es un buen lema y sin duda que la oración llegará adónde tenga que llegar,amiga.
Mi felicitación y mi abrazo grande por tu cercanía y buen hacer,Marian.
FELIZ SEMANA ,AMIGA.
M.Jesús

Paz en unidad dijo...

Si... transmitir esa Confianza en Dios al hermano... transmitirle desde nuestra Fe que Dios está presente y sabe los designios para su Alma.

Y a la vez... nuestra plegaria nos acerca en igualdad desde nuestro corazón Crístico... pedir por los que sufren, los desesperados, los pobres, los que están a punto de dejar su cuerpo físico... Los que blasfeman, los que niegan a Dios y los que lo ignoran... las Almas del purgatorio... Tenemos tantos seres por quien pedir...

Un abrazo Luz apacible y gracias por tus buenas entradas!

gosspi dijo...

Me encanta esta mujer...Fran, me encanta la entrada...amo el momento Presente y cuando lo vivo en Presencia de Dios hace que se simplifiquen las cosas ipso facto sabes? se producen milagros!! es cierto.
El me dá el discernimiento para saber cual es en ese instante su Voluntad y sabes es la Paz que entra en mi alma cuando sé que El actúa en Mi...es una Gracia que hasta dá escalofrios a veces.....toda una gozada de certidumbre!!!Un abrazo

LUGAR DE PAZ - dijo...

mi buen amigo hoy me hiciste entrar en razon con esta frase de la focolar creo que debe ser kiara
a veces nos invaden pensamientos tan agobiantes – concernientes a lugares, circunstancias o personas a las que no podemos dedicarnos directamente-, que causa un grandísimo esfuerzo manejar el timón de la barca de nuestra vida manteniendo el rumbo hacia lo que Dios quiere de nosotros en el momento presente.
desde hace mil que soy focolar me encanto podeer llegar hasta aqui

PEPE LASALA dijo...

A veces Dios pregunta y no sabemos qué quiere de nosotros, debemos de ponernos en manos de Él, pues nos conoce como la palma de su mano. Me ha encantado la entrada, enhorabuena.Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Marian dijo...

¡Gracias Fran por tu presencia
acompañándome.Te lo agradezco de
corazón.
Un abrazo.

Rosario dijo...

Hola Fran: que bonita entrada.
Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Me encantan tu letras y aunque no tengo mucha fe disfruto tremendamente tus escritos

Isabel dijo...

¡¡Que precioso!! Gracias.