PON EL OÍDO ATENTO

Seguro que todos los que visitan por primera vez el casco antiguo de Cáceres, como me pasó a mí, quedan anonadados y cautivados ante tanta belleza preservada en el tiempo. A cada paso sorprende un rincón con su historia, un palacio, una casona, una iglesia o un convento. El conjunto se conserva intacto y visitarlo es como retroceder en el tiempo.

Además del conjunto más importante de arquitectura del renacimiento español encontramos restos de asentamientos del paleolítico, construcciones romanas y la muralla árabe.

Todos los edificios, aunque sean de diferentes épocas, están bien integrados. Cada nueva obra suma no resta. Nada agrede a lo que se encuentra al lado.

Visité el museo donde se encuentran restos de la necrópolis romana y leí el epitafio: “Séate la tierra leve”...chaaan.. Al leer esto me dio un escalofrío imaginando la tierra oscura y húmeda que nos ha de venir encima un día.
De cualquier manera, esa leyenda era, además de funesta y nefasta, incoherente cuando se piensa que ya no se va a sentir nada y no se va ni a ser consciente de la nada en la que se cae.






En el cementerio que yo conozco y visito hay mucha luz, está cuidado, con muchas flores y las leyendas que encuentras se refieren preferentemente a encontrar la paz y, hasta ahora, a nuestro paso a la otra Vida.

La verdad es que no me suelo poner verdaderamente en esa tesitura de pensar que el final es la muerte. Creo que vamos hacia el encuentro con el infinito Amor.

La experiencia personal que me lleva a creer seguro que es difícil que sirva a otra persona. Cada uno recorre su camino e igual que no se puede escarmentar en cabeza ajena tampoco se puede llegar a la Fe en corazón ajeno.

Y no creo que la Fe sea el resultado de elegir la mejor opción entre varias, la que mejor se acopla a nuestros anhelos, la que nos sugiere mayor paz. Aunque sé que para algunas personas es eso.

Tampoco mi Fe viene de estar razonando, aunque creo que la fe y la razón en absoluto están reñidas.

El ser humano tiende a creer solo lo que ve y toca. Yo tengo Fe en aquello que, aunque intangible, sé que existe porque en tantas ocasiones, estando alerta y con “el oído atento”, he sentido muy cerca.

Para mí ha sido certeza suficiente y eso que soy “de ciencias” y me he acostumbrado a constatar todo. Pero no se puede constatar que Dios no existe.

La naturaleza a la vez oculta y descubre a Dios.

Decía Auer que los investigadores y los creyentes han hecho posible que la nueva concepción de la naturaleza sea un himno al Creador.

Creo que Dios, continuamente a nuestro lado, espera que le escuchemos, que le encontremos para darnos todo el Amor de un Padre.



15 comentarios:

Mento dijo...

Preciosa entrada Fran, Dios quiera que todos alcancemos a conocer ese amor del Padre para que podamos disfrutar de el en esta vida y compartirlo entre nosotros.
Un beso guapa.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Me ha encantado tu post y yo te pongo traducida al castellano la última estrofa del que fue gran Poeta Joan Maragall
"Cuando venga esta hora de temor,
en que se cierren estos ojos humanos,
para contemplar vuestra faz inmensa,
hazme Señor abrir unos más grandes.
¡Que se mi muerte, un mayor nacimiento!
Y así pienso yo querida amiga.
Besos desde Valencia, Montserrat

Capuchino de Silos dijo...

Mi asignatura pendiente es conocer Cáceres. Leyéndote he dejado mi imaginación caminar por sus calles para al final descubrir, que se puede contemplar también, la infinita misericordia de Dios.

Precioso texto.

Un beso y feliz fin de semana.

Micaela dijo...

Muy hermosa tu entrada. La verdad es que no conozco la ciudad de Cáceres. Con respecto a la muerte, creo que no tenemos que temer, ya que no morimos, vamos a otro estado y a otro modo de vivir. Nos espera otro ciclo diferente...Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Marian,cualquier persona de letras no lo hubiera escrito mejor que tú.Te felicito por tu excelente post.Efectivamente,aunque la fé no se puede probar,ni constatar,la mente acepta aquello,que el corazón siente con intensidad,gracias a eso tenemos el consabido equilibrio,que nos dá paz y esperanza.
Feliz fin de semana y dia de los santos,amiga.Mi abrazo grande.
M.Jesús

Lauri dijo...

Muy interesante relación entre el comienzo y el desenlace del post, ¡me sorprendió! Pero es que una cosa nos lleva siempre a otra, cuando estamos atentos y abiertos a escuchar...
En esta etapa de mi vida no estoy muy segura de en qué creer que nos espera luego de la muerte, por eso mismo me alegro de que puedas sentir esa fé y tenerla con certeza.
¡Cariños!

CHARO dijo...

A mí también me impresionó Cáceres cuando lo visité en el 2009.Me ha gustado mucho tu escrito a la vez que me ha llenado de alegría ver cómo describes tu fe en Dios que afortunadamente yo también la tengo.Te has expresado muy bien y estoy de acuerdo contigo en que razón y fe son compatibles.Un abrazote

NIP dijo...

Buenos días Fran. Me has maravillado, tengo que ir a Cáceres.Un abrazo.

Leodegundia dijo...

Estoy de acuerdo contigo que que Cáceres es una preciosa ciudad, me quedé muy sorprendida cuando la visité y reo que se le debería de dar mas publicidad para que todo el mundo la conozca.

Marian dijo...

¡Enhorabuena Fran por tu post!
Muy bien explicado. Eres un cielo.
¡Feliz día de todos los Santos!
Un abrazo en XTO Jesús.
Dios te bendiga!!!

Angelo dijo...

El otro día vi una película (no recuerdo el título)donde alguien le decía a otro " demuéstrame que Dios no existe" . A veces cuando me asaltan las dudas de fe, simepre me digo " ¿pero entonces que sería la fe, sino hay dudas? La fe es una aceptación a creer sin ver. Y eso lo experimentamos en muchas circunstancias de nuestra vida, donde el amor está por medio.
Un post precioso. Me quedo con la imagen del angel, que encuentro fabulosa.
Besos.
A ver si me hablas de Mike, que he visto en el blog de Tote.
Por cierto, también yo, me voy esta noche con todos a ver Tintín.

Estrella Altair dijo...

Para mi Fran ya sabes que la divina providencia esta más allá de ideologías y por tanto de religiones...

y con esto, siempre unida los valores esenciales del ser humano para ser cada día mejor..

Un besazo

Rosario dijo...

Hola Fran: preciosa entrada, gracias por compartirla.
Feliz semana.
Un abrazo.

Militos dijo...

Querida Fran: ¿Cómo van los buñuelos?

Me ha gustado mucho lo que cuentas de Cáceres, tengo que confesar que no lo conozco y que no me gustaría irme de este mundo sin verlo. Imagino que lo habrás contemplado con tu mirada de pintora que no tardará en plasmarlo en algun óleo.
Es una filigrana tu manera de enlazar la visita a Cáceres con las fechas que celebramos. Comparto tu manera de ver la muerte y con la Fe me ocurre algo parecido, sé que no está reñida con la razón, pero para mi la Fe es como el nombre que llevo, los dos me llegaron con el Bautismo y seguirán conmigo hasta el final de mis días, con la gracia de Dios.

Un beso con mi cariño

Capuchino de Silos dijo...

Muchas gracias por tus comentarios. Son alentadores.
Fran, ¿sabes lo que me pasa? Que no sé poner el +1 de me gusta. Soy un desastre y solo sé algunas muy pocas cosas.
Si tú me lo puedes decir te lo agradecería. Me lo puedes decir por mi correo particular risnatara@hotmail.com.

Un besote y gracias